Sin el maquillaje K, los argentinos hoy son más pobres que en 1998

Mis condolencias, argentinos. Actualmente son más pobres que los chinos, búlgaros, azerbaiyanos, Biolorrusos, turcos, mexicanos, malayos y gaboneses, sin mencionar a sus queridos vecinos de Brasil.

Pero no todo está perdido. Todavía están un poco mejor que los habitantes de Botswana y Libia, el país tan devastado por la guerra.

El Indec, la agencia de estadísticas de Argentina, el mes próximo publicará los nuevos datos del producto bruto interno (PBI) como parte de una revisión de las cifras oficiales producidas durante el mandato de la ex presidenta Cristina Fernádez de Kirchner, muy sospechadas de haber sido maquilladas.

 

Los datos revisados dirán a los argentinos qué tan rico es realmente su país, en vez de reflejar el nivel de riqueza que informaba el anterior régimen que estuvo en el poder durante ocho años, hasta diciembre del año pasado.

Si el proyecto conjunto entre la Universidad de Harvard y la Universidad de Buenos Aires es correcto, la diferencia es considerable.

“Somos menos ricos de lo que la anterior administración trató de demostrar”, aseguró Ariel Coremberg, director del proyecto conocido como Arklems+Land, y asesor del nuevo gobierno del presidente Mauricio Macri. “Desde 2007, las estadísticas económicas oficiales en Argentina, particularmente la que reflejaban la inflación minorista y el PBI, han sido objeto de manipulación política”, contó.

Qué tan mala es precisamente la noticia depende de la medición que uno prefiera tener en cuenta. En base al PBI a precios constantes, el equipo de Arklems calcula que en 2015 la producción fue cerca del 12,5% inferior a lo que sugieren los datos oficiales, tal como indica el gráfico.

Eso reduciría el PBI de u$s 586.000 millones a cerca de u$s 513.000, en base a datos provenientes del Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, el anterior gobierno no sólo manipuló los datos brutos del PBI, sino que también el tipo de cambio con el que los calculaba, prefiriendo en 2015 el cambio oficial de 9,8 pesos por dólar antes que el del mercado paralelo de 14,5 pesos (el dólar fue liberado por Macri en diciembre y hoy se ubica en 14 pesos)

Usando el tipo de cambio real, Coremberg y su equipo calculan que el PBI per cápita de Argentina en 2014 fue de sólo u$s 7399, y no de u$s 12.510 tal como estimó ese año el Banco Mundial en base a los datos oficiales argentinos. La diferencia es de 40,9%.

EL POST CONTINUA ACA


 

Aysa - Publicidad

Publicidad