Blogs de Noticias

Argentina


La década ganada

¿Fuerza paraestatal?

Fueros mediáticos y judiciales, sumados a servicios o fuerzas paraestatales de inteligencia, son una combinación antidemocrática que tiene como inevitable resultado una Democracia de nula intensidad, como nunca se vió desde 1983.



Leer más...

No es una depuración: es el quiebre de mafias

A los jueces federales les bastaron 15 días para detener o procesar a una legión de ex funcionarios kirchneristas. Y, por si fuera poco, cayó Ibar Pérez Corradi, acusado de instigar el triple crimen de Quilmes/General Rodríguez. Si bien la extradición promete ser remota, en Comodoro Py apuntan que María Servini de Cubría podría ir a tomarle declaración a Paraguay. No sería la primera vez que ella apela a ese recurso.
Parece haber llegado la hora de una gran depuración institucional. Pero es mentira. La Justicia no está avanzando sobre un poder corrupto. Se están quebrando mafias. Las delaciones y los pases de factura aportan pruebas. Y hacen que los tribunales ya no puedan seguir disimulando. Julián Ercolini "investigaba" a José López desde 2008. Igual que Daniel Rafecas, que esperó a que el ex secretario revoleara 10 millones de dólares en un convento para allanar su domicilio. Héctor Cappaccioli y el resto de los procesados por Ariel Lijo financiaron en las droguerías la campaña de Cristina Kirchner hace una década. Las fechorías de Sergio Schoklender con Hebe de Bonafini, por las que Marcelo Martínez De Giorgi llamó a declarar a De Vido, López y otros dirigentes, se conocen desde hace cinco años. Si los magistrados se desperezaron fue porque López decidió donar su fortuna a las monjitas.
Nada que sorprenda: para que Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan recorrieran las estancias de Báez hizo falta que apareciera el video de Martín Báez contando plata en La Rosadita. El ejemplo más risueño es el de los camaristas de Casación Alejandro Slokar, Ángela Ledesma y Pedro David. Desde comienzos de 2014 debían resolver si López tenía que ser investigado desde 2003 o desde 2006. Se acordaron de hacerlo el martes 14, horas después de que el imputado ofrendó sus termosellados a la madre Alma.

 

Leer más...

Cambiamos para vivir mejor

A partir de lo que se sabe que harán los diputados radicales hoy, aprobando el endeudamiento que pretende Alicia Kirchner, nos preguntamos ¿Dónde quedó “Cambiemos”? ¿En qué se convirtió el Frente Unión para Vivir Mejor? ¿Son menos radicales los Radicales?. Una rara avis en la que se transformó esta suerte de cruza política heterogénea entre Radicales, Pro y asociados, que en Santa Cruz cada uno va para el lado que se le ocurre. La mejor muestra de que no hay convicción política, ni unión, ni objetivo común y por sobre todo, no hay conducción, es lo que pasa en “Cambiemos”, donde ya han cambiado… y se nota.
Eduardo Costa es el Presidente de la UCR en Santa Cruz, diputado nacional, ex candidato a gobernador y probablemente (habrá que ver cómo queda la UCR después de esto) candidato a Senador en el 2017. Por su candidatura tres veces a gobernador y referente del Frente Unión Para Vivir Mejor (UPVM) es la voz cantante de “Cambiemos” en la provincia y diputados del mismo espacio, pero más gravemente aún porque son Radicales, traccionan exactamente en sentido contrario de sus discursos, entonces ¿Dónde está la conducción de Costa, que no logra alinear la tropa detrás de objetivos comunes?. Porque hasta donde se, el diputado nacional de la UCR despotrica continuamente en contra de Alicia y su gobierno; está absolutamente enfrentado con la idea de endeudar la provincia y al menos los dos diputados radicales de zona norte (no sabemos si hay otros) hoy van a permitir que el kirchnerismo se haga de la caja millonaria para hacer de la plata lo que quiera, a costa del endeudamiento de las próximas generaciones.
A la vista de todo este análisis, digamos que el daño que están por infligirle a la UCR (ya no solo a UNPV y Cambiemos) es casi como pegarle por debajo de la línea de flotación al partido, porque debemos preguntarnos ¿Con qué cara los candidatos radicales saldrán en el 2017/2019 a prometerle a la gente un cambio?

Leer más...

Otro velo tenebroso que se corre

Ibar Pérez Corradi podría correr, con su caída, el telón que todavía oculta otra zona tenebrosa de la vida pública durante los 12 últimos años: la relación entre kirchnerismo y narcotráfico.
Pérez Corradi es el eslabón perdido de una secuencia mafiosa. Se lo acusa de haber sido el cerebro del asesinato de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. A Martín Lanatta, Cristian Lanatta y Víctor Schillaci se los condenó como autores de esas muertes, ocurridas en 2008. La recta terminaría en Aníbal Fernández. Estos delitos integran otra diagonal: Forza fue, en 2007, uno de los aportantes al proselitismo de Cristina Kirchner.
Pérez Corradi podría esclarecer si la ex presidenta fue financiada por la droga. Hay una corrupción de segundo grado: la impunidad que suministra el Poder Judicial. Pérez Corradi está en el centro de una trama de complicidades que involucran a abogados, espías, jueces federales y magistrados bonaerenses. Es un espectáculo perturbador. Obliga a advertir la creciente exposición de la Argentina al tráfico de drogas.
Sobre Pérez Corradi pesa el cargo de haber mandado a matar a Forza, Ferrón y Bina. Ellos le vendían la efedrina que él, a su vez, exportaba al cartel de Sinaloa. El conflicto llegó cuando le suministraron un cargamento adulterado para sacarlo del negocio. La última vez que los tres empresarios fueron vistos con vida fue en el Walmart de Sarandí, donde iban a reunirse con Julio César Posse. Es un ex agente de la Side que podría haberlos entregado.
La imagen de estos hechos se modificó durante la campaña electoral. Los Lanatta y Schillaci denunciaron que el cerebro de toda la operación había sido Aníbal Fernández. Que Pérez Corradi le respondía. Y que el jefe de Gabinete y, en ese entonces, candidato a gobernador era quien en el expediente judicial aparecía como "la Morsa": el funcionario que, desde la Casa Rosada, protegía a la banda. Elisa Carrió denunció en febrero que el autor intelectual de los asesinatos no fue Pérez Corradi, sino Fernández.

Leer más...

Para que nunca más digas que no sabías. Y que tampoco nadie te lo diga a vos.

Hace unos días recibí correo de Emmanuel Álvarez Agis, alertándome acerca de las implicancias y sobre todo de las consecuencias del proyecto de ley auto-denominado “Programa nacional de reparación histórica para jubilados y pensionados” que el PEN enviara al Parlamento. 
El mail no hizo más que confirmar mis peores temores. Estamos ante un verdadero Caballo de Troya. Pero adentro no vienen ni Aquiles ni Ulises. Por el contrario, este auténtico presente griego trae: el “huevo de la serpiente” para la destrucción del Sistema Previsional Argentino (SIPA), la inequidad tributaria al eliminar impuestos progresivos (bienes personales y renta financiera) para los que más tienen, la ilegalidad al excluir del blanqueo a los familiares de los funcionarios políticos (que son Personas Expuestas Políticamente-PEP de acuerdo a la legislación Nacional y Global, la opacidad de excluir también a los otros poderes del Estado, (Jueces y Legisladores) tanto a nivel Nacional como Provincial y Municipal, la inconstitucionalidad de la mordaza impuesta a terceros o periodistas, que piensen en desatar los nudos de los Panamá Papers.
Y por si todo lo anterior fuera poco, la burla de establecer una quita de entre el 30 % y el 60 % para los jubilados que tienen juicio contra la ANSES. 
Emmanuel en su correo lo compara: “es algo así como la quita que nosotros le hicimos a los buitres, pero en este caso, increíblemente, Cambiemos se lo aplica a los jubilados” (sic). Cambiemos, claro, es el actual Gobierno. Eso lo digo yo. 

 

Leer más...

Lo que se cocina en la CGT y preocupa a Macri

Las CGT peronistas dieron uno de los últimos pasos fundamentales para la unificación, después de los años de división transitados gracias a la voluntad kirchnerista/cristinista.
Claro que para bailar el tango hacen falta dos, entonces el convite tuvo que ser o mutuo o realizado por uno y aceptado por el otro.
Después del romance inicial, que duró hasta un poco más de la salida de Néstor Kirchner de la cúpula institucional argentina, todos saben lo que pasó.
Por una cuestión de "economía procesal", como dicen los jueces para aludir a lo ya sabido y evitar gasto de energía y de palabras, se puede pegar el salto directamente a lo que ocurrido en las últimas jornadas.
El 22 de agosto, día del renunciamiento de Eva Duarte a la candidatura a vicepresidente de Juan Domingo Perón en 1951 (y también de la Masacre de Trelew), se concretará una nueva (enésima) unidad del gremialismo Pero no será, sin dudas, el renunciamiento del sindicalismo a sus demandas constantes e idénticas a las de hace tantos años, la mayoría de las cuales tienen que ver con cajas y poder, reclamos que, vale decirlo una vez más, comparten con gran parte de la dirigencia argentina.
El último viernes fue el día de ese encuentro, en el que Moyano anunció su despedida de la zona cupular cegetista y, junto con sus colegas, simplificaron al extremo la cuestión diciendo que siempre tuvieron la voluntad de unirse pero que no podían hacerlo porque apoyaban a distintos candidatos.

 

Leer más...

La arritmia de Macri

Zunino: “Lo ví cansado, un poco demacrado”

La reunión estaba programada para las 17 de ayer, viernes 3, en la quinta presidencial de Olivos. Recién ahí supe qué otros colegas serían de la partida, contemplada dentro de las rondas con periodistas que viene haciendo Mauricio Macri una vez por semana: Eduardo Feinmann y Gloria López Lecoube se sentaron en el sofá del despacho que da espaldas a la ventana; Walter Curia y yo lo hicimos en dos sillones individuales frente a ellos, mientras en el otro sofá, el vocero Iván Pavlovski reservaba a su izquierda el lugar para el Presidente.

Macri se demoró casi media hora en sumarse. Según Pavolvski, se había estirado “un poco más de la cuenta una reunión sobre temas energéticos”. Me llamó la atención el semblante del hombre, al entrar: lo ví cansado, un poco demacrado, pero la primera pregunta la hizo Feinmann, quien lo había saludado con abrazo y beso.

-¿Qué tal el poder, Presidente?

-Bien, mejor de lo que esperaba. Pese a lo que nos encontramos, me siento cómodo… -dijo.

-Se lo ve cansado… ¿O tiene demasiadas cosas en la cabeza? –consulté yo.

 

Leer más...

Un plebiscito en dólares

Con el megaproyecto que comenzará a discutirse hoy en la Cámara de Diputados, Mauricio Macri pretende plebiscitar su gobierno. Es un plebiscito raro. No se medirá en votos, sino en dólares. Macri quiere que el caudal de divisas que ingresen al blanqueo sea visto como una apuesta al éxito de su administración. Ya comenzaron los acertijos sobre el número mágico en que se cifraría ese triunfo: ¿25.000? ¿30.000 millones de dólares?
¿Cuánto necesitan los gobernadores, intendentes, sindicalistas y empresarios para impresionarse? Trivialidades.
Lo relevante es que el oficialismo apuesta a que, si ingresa una suma contundente y, además, la inflación declina en los próximos meses, incrementará su poder. En otros términos, la evidencia de una victoria económica mejoraría el horizonte electoral y, por lo tanto, disciplinaría a la oposición. Sobre todo al peronismo.
Detrás de la ley que anteanoche ingresó al Congreso hay otra jugada de poder: la reparación a los jubilados supone una expansión del gasto público que rondaría 1,2% del PBI. La Anses deberá pagar unos $ 75.000 millones más por año. Es, con el plan de obras públicas programado para el segundo semestre, un estímulo para salir de la recesión. El objetivo es, desde este punto de vista, el mismo: exhibir una economía reactivada para cuando comience la campaña electoral. La estrategia alimentará a los censores ortodoxos de Macri y Alfonso Prat-Gay . Para reducir en 2017 el déficit fiscal a 3,3%, como había prometido, Hacienda deberá hacer un esfuerzo mucho más duro de lo previsto, en plena disputa por los votos.

 

Leer más...

Define Macri: termina el ajuste y empieza el desarrollismo popular

Aumentan en el gabinete del presidente Macri los funcionarios que opinan que el jefe de Estado debería ir abandonando un poco el ajuste para dar comienzo a la etapa desarrollista de su Gobierno. Sobre todo para garantizar que la economía comience a reactivarse y llegue en buena forma al 2017 para ganar las elecciones. Un desarrollismo popular de mercado, por ejemplo.

Son aquellos que opinan que la inflación efectivamente irá descendiendo en el segundo semestre, no tanto por el apretón monetario, dicen, sino por el dólar estable y la pausa en el tarifazo por este año. Advierten sobre el atraso cambiario, porque saben que es un tema que siempre preocupa al Presidente. Se sentirían más cómodos con un dólar entre 15 y 15,50 que en 14 como ahora. Habrá tiempo de ajustarlo, como todo según prometen, en el segundo semestre, cuando pase la soja.

Opinan que con el financiamiento externo reabierto para la Argentina, más los miles de dólares extra que aportará el blanqueo, es hora de comenzar a gastar. En obra pública, jubilados, asignaciones sociales y fondos de conurbanos. Saben que con esa chequera obtendrán los apoyos parlamentarios para el nuevo paquete de leyes económicas que va al Congreso, por los acuerdos con gobernadores e intendentes en todo el país. Para la dirigencia sindical, se sabe, están disponibles los fondos especiales que el Estado adeuda a las obras sociales y que ya se prometen repartir.

Estiman que la inversión privada va a acompañar en los sectores con ventajas competitivas: campo, agroindustria, minería y energías renovables. Y afirman que no hay peligro de que se acelere la inflación porque ahora se emite para comprar dólares

Leer más...

Lázaro está desesperado y Cristóbal, acorralado

 

El rey de la obra pública y el zar del juego se están quedando sin alternativas. Tienen que pagar con la cárcel, y con su patrimonio, por haber violado la ley con la complicidad del gobierno anterior. Vamos por partes. El socio de Néstor Kirchner y Cristina pasa sus peores momentos en el establecimiento penitenciario de Ezeiza. "Recién le cayó la ficha", me dijo uno de los pocos que hablan con Báez y que se considera su amigo. "Se está dando cuenta de que no volverá a recuperar ninguno de los bienes que le están embargando. Además extraña a sus hijos, pero no quiere que lo vayan a visitar. Se niega a que lo vean en esa situación", detalló.
Fue lo mismo que sintió Leonardo Fariña cuando lo metieron preso por evasión agravada. Báez, además, está decepcionado con el trabajo de sus abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari. Lázaro escuchó, por un momento, el canto de sirena de otros profesionales. Unos le prometieron una pronta salida en libertad. Otros, la posibilidad de conseguir el arresto domiciliario alegando problemas de salud. Báez les llegó a preguntar: "¿Por qué el juez le otorgó el arresto domiciliario a Stinfale y no lo haría conmigo?". Como se sabe, Sebastián Casanello, el mismo magistrado que tramita la causa de la ruta del dinero K, procesó a Víctor Stinfale y otros por considerarlos responsables de la muerte de cinco personas en la tragedia de la fiesta electrónica Time Warp.

Leer más...

Requiem for american dream

¿Cuántas veces hemos escuchado a lo largo y ancho del mundo que la democracia es el mejor sistema de organización de una sociedad? Millones. Casi un lugar común, un slogan que se paga solo. Pero la democracia, desde la época de Aristóteles, tiene una encrucijada con soluciones opuestas. Gobernar para las mayorías desde las minorías calificadas.James Madison fue uno de los promotores de la Asamblea Constituyente de Estados Unidos. Nadie podría decir que no fue un hombre de la democracia en su época. Sin embargo, consideraba que esa democracia debía ser administrada por los hombres de dinero. Fue así como nace el Senado nortearmericano, en donde sus integrantes no eran elegidos por el pueblo sino por la burguesía propietaria.Madison fue un hombre que creía profundamente en este sistema de gobierno, pero también sabía, y así lo expuso, que un exceso de democracia podría provocar que las mayorías le quitaran las tierras a las minorías concentradas. A lo largo de la historia se ha intentando, sin suerte, resolver los dilemas de este sistema. Es por eso que podemos desarrollar una línea de tiempo de las convulsiones sociales que en diferentes momentos han expuesto la crisis de este dilema contradictorio sin resolver.  Aún.  No obstante, cada una de ellas ha sido contenida por los mismos que gobiernan el mundo desde que se lo conoce como tal. Antes eran los feudales, más adelante la burguesía y hoy las multinacionales.  Ese 1 por ciento de la población mundial que concentra la riqueza y el poder. La crisis más severa que sufrió el sistema democrático fue durante los 60 y 70. Hordas de jóvenes y marginales del sistema que buscaban mayor civilización salieron a las calles a reclamar más derechos. De ahí a la pregunta: ¿Cómo continuar con un modelo efectivo pero en crisis que ponía en riesgo la concentración de dinero y poder? El miedo inundó a los líderes del mundo y la respuesta fue el exterminio de los pueblos que se animarán a criticar.

 

Leer más...

La grieta argentina cada vez se ensancha más

El término fue acuñado por el periodista Jorge Lanata hace algunos años atrás en la entrega de los premios Martín Fierro y fue duramente cuestionado por colegas militantes del kirchnerismo y también por artistas y gente de la cultura que se ha fanatizado con el gobierno anterior. Paradójicamente, el último domingo una nueva edición de esos premios a lo más destacado de la TV volvió a poner en del centro de la escena al conductor de Periodismo para todos y sus enconados enemigos kirchneristas que volvieron a silbarlo.

Esta fotografía refleja el preocupante clima de época que se vive en Argentina a pesar de la derrota electoral de la fuerza política de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y la llegada al poder de Mauricio Macri y la coalición Cambiemos. Muchos suponían que, con un gobierno con otro estilo y modales los ánimos se aplacarían y en forma muy paulatina se volvería a la normalidad y tolerancia institucional.
Nada de eso ocurrió. Se percibe más de lo mismo y en algunos casos agravado. La sociedad argentina sigue tan dividida como en los últimos 12 años. Pero ahora la fractura empieza a ser más profunda porque el segmento que rechaza al kirchnerismo defiende a rajatabla la gestión de Macri, esencialmente porque percibe que si a este no le va bien regresará Cristina. Por primera vez no solo se unen en la negativa sino que además encontraron en Cambiemos un vehículo para sentirse identificados con un gobierno. Siguiendo a pie juntillas aquella frase soberbia y desafiante de los K: “Si no les gusta, armen un partido político y ganen las elecciones”.
Se pasó de la antinomia Kanti K, a una especie de RiverBoca entre la figura del actual presidente y la de su antecesora. Si bien Macri aún genera más adhesiones que cuestionamientos, quienes están en la vereda de enfrente, especialmente los kirchneristas y no solo ellos, lo rechazan con altos niveles de odio y resentimiento.

 

Leer más...

 

Aysa - Publicidad


 

Publicidad