La arritmia de Macri

Zunino: “Lo ví cansado, un poco demacrado”

La reunión estaba programada para las 17 de ayer, viernes 3, en la quinta presidencial de Olivos. Recién ahí supe qué otros colegas serían de la partida, contemplada dentro de las rondas con periodistas que viene haciendo Mauricio Macri una vez por semana: Eduardo Feinmann y Gloria López Lecoube se sentaron en el sofá del despacho que da espaldas a la ventana; Walter Curia y yo lo hicimos en dos sillones individuales frente a ellos, mientras en el otro sofá, el vocero Iván Pavlovski reservaba a su izquierda el lugar para el Presidente.

Macri se demoró casi media hora en sumarse. Según Pavolvski, se había estirado “un poco más de la cuenta una reunión sobre temas energéticos”. Me llamó la atención el semblante del hombre, al entrar: lo ví cansado, un poco demacrado, pero la primera pregunta la hizo Feinmann, quien lo había saludado con abrazo y beso.

-¿Qué tal el poder, Presidente?

-Bien, mejor de lo que esperaba. Pese a lo que nos encontramos, me siento cómodo… -dijo.

-Se lo ve cansado… ¿O tiene demasiadas cosas en la cabeza? –consulté yo.

 

Leer más...

Un plebiscito en dólares

Con el megaproyecto que comenzará a discutirse hoy en la Cámara de Diputados, Mauricio Macri pretende plebiscitar su gobierno. Es un plebiscito raro. No se medirá en votos, sino en dólares. Macri quiere que el caudal de divisas que ingresen al blanqueo sea visto como una apuesta al éxito de su administración. Ya comenzaron los acertijos sobre el número mágico en que se cifraría ese triunfo: ¿25.000? ¿30.000 millones de dólares?
¿Cuánto necesitan los gobernadores, intendentes, sindicalistas y empresarios para impresionarse? Trivialidades.
Lo relevante es que el oficialismo apuesta a que, si ingresa una suma contundente y, además, la inflación declina en los próximos meses, incrementará su poder. En otros términos, la evidencia de una victoria económica mejoraría el horizonte electoral y, por lo tanto, disciplinaría a la oposición. Sobre todo al peronismo.
Detrás de la ley que anteanoche ingresó al Congreso hay otra jugada de poder: la reparación a los jubilados supone una expansión del gasto público que rondaría 1,2% del PBI. La Anses deberá pagar unos $ 75.000 millones más por año. Es, con el plan de obras públicas programado para el segundo semestre, un estímulo para salir de la recesión. El objetivo es, desde este punto de vista, el mismo: exhibir una economía reactivada para cuando comience la campaña electoral. La estrategia alimentará a los censores ortodoxos de Macri y Alfonso Prat-Gay . Para reducir en 2017 el déficit fiscal a 3,3%, como había prometido, Hacienda deberá hacer un esfuerzo mucho más duro de lo previsto, en plena disputa por los votos.

 

Leer más...

Define Macri: termina el ajuste y empieza el desarrollismo popular

Aumentan en el gabinete del presidente Macri los funcionarios que opinan que el jefe de Estado debería ir abandonando un poco el ajuste para dar comienzo a la etapa desarrollista de su Gobierno. Sobre todo para garantizar que la economía comience a reactivarse y llegue en buena forma al 2017 para ganar las elecciones. Un desarrollismo popular de mercado, por ejemplo.

Son aquellos que opinan que la inflación efectivamente irá descendiendo en el segundo semestre, no tanto por el apretón monetario, dicen, sino por el dólar estable y la pausa en el tarifazo por este año. Advierten sobre el atraso cambiario, porque saben que es un tema que siempre preocupa al Presidente. Se sentirían más cómodos con un dólar entre 15 y 15,50 que en 14 como ahora. Habrá tiempo de ajustarlo, como todo según prometen, en el segundo semestre, cuando pase la soja.

Opinan que con el financiamiento externo reabierto para la Argentina, más los miles de dólares extra que aportará el blanqueo, es hora de comenzar a gastar. En obra pública, jubilados, asignaciones sociales y fondos de conurbanos. Saben que con esa chequera obtendrán los apoyos parlamentarios para el nuevo paquete de leyes económicas que va al Congreso, por los acuerdos con gobernadores e intendentes en todo el país. Para la dirigencia sindical, se sabe, están disponibles los fondos especiales que el Estado adeuda a las obras sociales y que ya se prometen repartir.

Estiman que la inversión privada va a acompañar en los sectores con ventajas competitivas: campo, agroindustria, minería y energías renovables. Y afirman que no hay peligro de que se acelere la inflación porque ahora se emite para comprar dólares

Leer más...

Lázaro está desesperado y Cristóbal, acorralado

 

El rey de la obra pública y el zar del juego se están quedando sin alternativas. Tienen que pagar con la cárcel, y con su patrimonio, por haber violado la ley con la complicidad del gobierno anterior. Vamos por partes. El socio de Néstor Kirchner y Cristina pasa sus peores momentos en el establecimiento penitenciario de Ezeiza. "Recién le cayó la ficha", me dijo uno de los pocos que hablan con Báez y que se considera su amigo. "Se está dando cuenta de que no volverá a recuperar ninguno de los bienes que le están embargando. Además extraña a sus hijos, pero no quiere que lo vayan a visitar. Se niega a que lo vean en esa situación", detalló.
Fue lo mismo que sintió Leonardo Fariña cuando lo metieron preso por evasión agravada. Báez, además, está decepcionado con el trabajo de sus abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari. Lázaro escuchó, por un momento, el canto de sirena de otros profesionales. Unos le prometieron una pronta salida en libertad. Otros, la posibilidad de conseguir el arresto domiciliario alegando problemas de salud. Báez les llegó a preguntar: "¿Por qué el juez le otorgó el arresto domiciliario a Stinfale y no lo haría conmigo?". Como se sabe, Sebastián Casanello, el mismo magistrado que tramita la causa de la ruta del dinero K, procesó a Víctor Stinfale y otros por considerarlos responsables de la muerte de cinco personas en la tragedia de la fiesta electrónica Time Warp.

Leer más...

Requiem for american dream

¿Cuántas veces hemos escuchado a lo largo y ancho del mundo que la democracia es el mejor sistema de organización de una sociedad? Millones. Casi un lugar común, un slogan que se paga solo. Pero la democracia, desde la época de Aristóteles, tiene una encrucijada con soluciones opuestas. Gobernar para las mayorías desde las minorías calificadas.James Madison fue uno de los promotores de la Asamblea Constituyente de Estados Unidos. Nadie podría decir que no fue un hombre de la democracia en su época. Sin embargo, consideraba que esa democracia debía ser administrada por los hombres de dinero. Fue así como nace el Senado nortearmericano, en donde sus integrantes no eran elegidos por el pueblo sino por la burguesía propietaria.Madison fue un hombre que creía profundamente en este sistema de gobierno, pero también sabía, y así lo expuso, que un exceso de democracia podría provocar que las mayorías le quitaran las tierras a las minorías concentradas. A lo largo de la historia se ha intentando, sin suerte, resolver los dilemas de este sistema. Es por eso que podemos desarrollar una línea de tiempo de las convulsiones sociales que en diferentes momentos han expuesto la crisis de este dilema contradictorio sin resolver.  Aún.  No obstante, cada una de ellas ha sido contenida por los mismos que gobiernan el mundo desde que se lo conoce como tal. Antes eran los feudales, más adelante la burguesía y hoy las multinacionales.  Ese 1 por ciento de la población mundial que concentra la riqueza y el poder. La crisis más severa que sufrió el sistema democrático fue durante los 60 y 70. Hordas de jóvenes y marginales del sistema que buscaban mayor civilización salieron a las calles a reclamar más derechos. De ahí a la pregunta: ¿Cómo continuar con un modelo efectivo pero en crisis que ponía en riesgo la concentración de dinero y poder? El miedo inundó a los líderes del mundo y la respuesta fue el exterminio de los pueblos que se animarán a criticar.

 

Leer más...

La grieta argentina cada vez se ensancha más

El término fue acuñado por el periodista Jorge Lanata hace algunos años atrás en la entrega de los premios Martín Fierro y fue duramente cuestionado por colegas militantes del kirchnerismo y también por artistas y gente de la cultura que se ha fanatizado con el gobierno anterior. Paradójicamente, el último domingo una nueva edición de esos premios a lo más destacado de la TV volvió a poner en del centro de la escena al conductor de Periodismo para todos y sus enconados enemigos kirchneristas que volvieron a silbarlo.

Esta fotografía refleja el preocupante clima de época que se vive en Argentina a pesar de la derrota electoral de la fuerza política de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y la llegada al poder de Mauricio Macri y la coalición Cambiemos. Muchos suponían que, con un gobierno con otro estilo y modales los ánimos se aplacarían y en forma muy paulatina se volvería a la normalidad y tolerancia institucional.
Nada de eso ocurrió. Se percibe más de lo mismo y en algunos casos agravado. La sociedad argentina sigue tan dividida como en los últimos 12 años. Pero ahora la fractura empieza a ser más profunda porque el segmento que rechaza al kirchnerismo defiende a rajatabla la gestión de Macri, esencialmente porque percibe que si a este no le va bien regresará Cristina. Por primera vez no solo se unen en la negativa sino que además encontraron en Cambiemos un vehículo para sentirse identificados con un gobierno. Siguiendo a pie juntillas aquella frase soberbia y desafiante de los K: “Si no les gusta, armen un partido político y ganen las elecciones”.
Se pasó de la antinomia Kanti K, a una especie de RiverBoca entre la figura del actual presidente y la de su antecesora. Si bien Macri aún genera más adhesiones que cuestionamientos, quienes están en la vereda de enfrente, especialmente los kirchneristas y no solo ellos, lo rechazan con altos niveles de odio y resentimiento.

 

Leer más...

Cambio de metal


Las soluciones, en Argentina, fueron siempre antesala de próximos problemas.
Mauricio Macri, Presidente del Tercer Gobierno Radical, se transforma.
Se registra el cambio de metal. De la plata se pasa al bronce.
Aclaración básica para entender las diferencias liminares entre Daniel Angelici, El Tano. Y Fabián Rodríguez Simón, El Pepin.

Juego de tiempos

Para ilustrar el cambio de metal, el juego espiritual es expresivo.
De la coexistencia pacífica, con el universo del juego se pasa al litigio abierto y frontal.

Leer más...

¿Hacia dónde pitos vamos gradualmente?

En uno de los reportajes del día Mauricio Macri responde sobre el dilema gradualismo vs. shock a un Jorge Fontevecchia que lo tutea y a su vez es tuteado, resabio del orgullo de la guaranguería que dejó el kirchnerismo.
Primero el presidente comenta que en Cambiemos hay lugar a todo tipo de opiniones, pero ante la insistencia del periodista avanza a afirmar primero que un 90% de las opiniones son en favor del gradualismo y, segundo, a preguntarle retóricamente a su entrevistador si acaso había alguna otra opción.
La conclusión es que el gradualista es el propio presidente y que lo que opinen los demás lo tiene sin cuidado. Su idea es que las cosas las está haciendo bien porque el mundo lo elogia y porque el descalabro es muy grande para desarmarlo de un solo golpe.
Lo que nadie aclara, en un país con una retórica estatista excluyente y agobiante, es cuál es el objetivo, con independencia de la velocidad a la que se quiera ir. Que nadie le pregunte eso al presidente es un signo de absoluta falta de claridad. Señor presidente ¿a dónde quiere ir usted gradualmente? Ya sabemos que no quiere cosas como “volver a los noventa”, lo que está representado en el debate público como privatizaciones, desregulación, quitarle protagonismo al estado. Entonces ¿a dónde vamos? ¿Será tan bueno al lugar a donde vamos que hay que ir despacito?

Leer más...

Estela, de Cristina a Mauricio

Esta semana ocurrió algo nuevo y muy positivo en la vida política. El encuentro entre Mauricio Macri y Estela Carlotto fue un paso hacia la convivencia pacífica entre los argentinos. Los presidentes de la Nación y de Abuelas de Plaza de Mayo, representan y piensan cosas muy distintas sobre temas estratégicos. Macri nunca descalificó a Estela pero ella si le pegó con todo en varias situaciones. Sin embargo por conveniencia o por convicción, ambos dialogaron, se dieron primero fríamente las manos y sellaron el encuentro con un beso mucho más cálido en medio de varias sonrisas que aflojaron la tensión. La propia Carlotto dijo que en el transcurso de la charla, al presidente le cambió la cara. Es que hubo mucha polémica y distancia durante mucho tiempo. La grieta que se abrió entre ambos fue realmente muy grande. Sin embargo, esta semana, empezaron a cerrarla. Jamás serán amigos ni levantarán las mismas banderas ideológicas pero ojalá puedan aprender a respetarse y a coexistir pacíficamente.

Carlotto se hizo militante de Cristina y la aplaudió a más no poder en todo. No hubo jamás una crítica de Abuelas a la ex presidenta. Ni siquiera en el tema del general César Milani donde varios organismos tomaron distancia. Ella apoyó a Scioli y su hijo fue funcionario de su gobierno. En la campaña, sin ningún dato fáctico Carlotto dijo que Macri iba a liberar a los militares genocidas condenados y que iba a suspender los juicios contra el terrorismo de estado. Macri jamás dijo algo parecido. Y creo que ni lo piensa.

Leer más...

El nuevo buzón de la policía de los precios

El lanzamiento de un sistema “cool” de control de precios llamado SEPA (cuya función es que no se sepa nada), desnuda el lado más vulnerable del gobierno de Macri. Justamente aquél en el que se juega la vida de la gente. Hay una seria confusión entre cosas poco o mal definidas como “ajuste” y otras de las que es asombroso que no se haya aprendido en la Argentina, como precios e inflación.

Hay 4000 años registrados de experiencias de controles, búsquedas de fantasmas, persecuciones y castigos por algo llamado “precio” que fundamentalmente la economía matemática confunde con meros números. Pero detrás del precio está la libertad misma. Si esto a alguien le parece exagerado, no está entendiendo de qué estamos hablando, por eso es imposible que pueda hacer un juicio sobre por qué Macri está siendo llevado directo a una crisis, por un equipo económico que no le sirve ni a él, ni a la gente.

El socialismo ha fracasado y fracasará siempre porque no entiende los procesos del mercado. El control político hace imposible el cálculo económico como mostraron Mises y Max Weber hace muchos años, justamente porque carece de precios. El lugar que ellos ocupan en la economía fue reemplazado por la decisión política de “buenas” intenciones que terminan siempre en violencia física. Llegaron a imitar precios de las economías de mercado, lo cuál es una supina ignorancia, porque los precios son distintos en distintas circunstancias, no son un número mágico a descubrir, sino el resultado de la experiencia sin magia.

Leer más...

El gobierno de Mauricio Macri y el escenario que se abre en la Argentina

A casi dos meses de haber asumido, una concatenación de medidas y acciones comienzan a mostrar los intereses que representa el nuevo gobierno de Mauricio Macri. La victoria del PRO es todo un desafío: por primera vez un partido de derecha, melange entre lo conservador y lo liberal, gana las elecciones con fuerza electoral propia. Y lo hace al unísono, también como novedad, tanto a nivel nacional, como en la Provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires desplazando a actores de la política tradicional, con la concentración de poder y recursos que eso implica. En el siglo XX el modus operandi de acceso al poder de la derecha se alternaba entre el fraude y los golpes de Estado y su participación directa o indirecta en los mismos. Casi un siglo después de ese período infame la conformación de este partido sustanciado por expertos y tecnócratas, y miembros de ONGs y CEOs de multinacionales, se hace del poder en nuestro país a través de las urnas. Lo singular radica en que no solo desplaza al peronismo del poder, sino que lo hace en un contexto de cierta estabilidad económica y social, sin grandes alteraciones ni conflictos sociales.
Con un gabinete (tanto en Nación, como en provincia y ciudad) integrado por los CEOs de las principales multinacionales (Techint, Shell, JP Morgan, General Motors, Monsanto por mencionar solo algunos) hacen una apuesta sin parangón en nuestra historia y en la de Nuestra América. Podríamos exceptuar los casos de Piñera en Chile, de Fox en México y de Uribe en Colombia,

Leer más...

Konurbano

El conurbano tal como se lo escribe y conoce es una delimitaciòn geográfica.  El konurbano con ka es una descripciòn filosófica (perdón Sócrates, Platón, y otros) para referirnos a una subcultura que se ha apoderado de un sector de la sociedad.  Tal vez esté bien manejarse de ese modo, tal vez el equivocado sea yo, o unos cuantos que piensan como yo. Como fuere, en ese caso tendríamos que repensar si queremos seguir formando parte de esto.  Muchos municipios fueron saqueados (literalmente) por dirigentes que se manejaron con los bienes públicos como si se tratara de bienes privados.  Hay denuncias gravísimas, por citar caso el vaciamiento de La Plata, de Merlo, etc...  Acá se puede cuál fue el derrotero del mobiliario de alguna de las intendencias que el FPV en fuga saqueó ante la llegada de otra bandera política a la gestión. Las fotos fueron tomadas en la esquina de Alem y Pedro Dreyer, en Monte Grande, partido de Esteban Echeverrìa.  Hoy, 30 sillas y otros muebles de oficina, pero el stock no se agota, y si te bajas del auto a preguntar por algún otro mueble, podrás encontrar lo que que busques. 

Mas fotos en el interior de la nota

Leer más...

El kirchnerismo, por el camino del menemismo

La ruptura del bloque de diputados del Frente para la Victoria es uno de los datos políticos más importantes desde la asunción del nuevo gobierno. Uno de los interrogantes más repetidos ahora es si se trata de una única fuga o si es el principio de una sucesiva fragmentación. Todo parece indicar que la fractura será más profunda. Y que más tarde o más temprano el Frente para la Victoria (FpV)podría quedar reducido a una organización residual o testimonial, mucho más cerca del 15% de los votos que del 49% que obtuvo Scioli en la segunda vuelta.

Los motivos están a la vista. El primero, sin lugar a dudas, es la delirante posición política de Cristina Fernández, su hijo Máximo, Héctor Recalde y Carlos Kunkel, por citar sólo a algunos de los referentes más mediáticos. Palabras más, palabras menos, para ellos, la presidencia de Mauricio Macri es casi ilegítima y podría ser considerada una usurpación, ya que la banda no fue entregada por la jefa del Estado en ejercicio. Y para el estrambótico relato de este grupo de irreversibles el cambio efectivo de gobierno tampoco sucedió. Porque no hubo fotos ni entrega de los atributos de mando. No se registró la imagen de la transición como ellos suponen que debería haber sido.


Estalinismo puro.

 

Leer más...

Apología de la crueldad

Matías Reggiardo nació en una cárcel. Fue en mayo de 1977, en Olmos. Nunca conoció ni a su mamá ni a su papá. Inmediatamente, fue separado de ellos y, junto a Gonzalo, su hermano mellizo, fue robado por el temible comisario Samuel Miara. En 1985, ante los primeros debates sobre el robo de niños durante la dictadura militar, el policía se fugó al Paraguay con ellos. Por primera vez, Matías y su hermano fueron noticia, y eso sigue, con intermitencias, hasta hoy. En 1989, Miara fue extraditado desde Asunción. En esos años, había una intensa campaña de referentes mediáticos –el más activo era Bernardo Neustadt– para convencer a la población de que la restitución de niños era injusta, que habían sido criados con amor, que no era necesario causarles una nueva separación. Matías y Gonzalo aparecieron varias veces en televisión para defender lo que consideraban su derecho a vivir con Miara. En 1993, conocieron su identidad. Con el tiempo, la aceptaron. Sus padres siguen desaparecidos.

Las vueltas de la vida quisieron, como ocurre en muchas familias, que los dos hermanos no pensaran lo mismo sobre la situación política actual. Gonzalo es militante de Kolina, la agrupación que lidera Alicia Kirchner. Matías, en cambio, fue muy crítico del gobierno de Cristina.

Leer más...


 

Aysa - Publicidad

Publicidad